SellYourEmail 

Dinero, uno de los fundamentos de la economía moderna. Un sistema que paradójicamente domina tantos aspectos de nuestras vidas cuando en principio consistí­a sólo en un vehí­culo de intercambio. En sus billetes y monedas se retratan ideologías impuestas pero que muchas veces reflejan el rostro de una identidad que siendo en ocasiones delirante no es menos reveladora. Como una droga.

En sus dibujos y gráficas se esconden también secretos de seguridad máxima utilizada por bancos y sistemas de control centralizados. Estos tienen su origen en patrones intrincados, repetitivos y precisos para evitar la falsificación. Esta expresión de la sofisticada artificialidad humana pareciera un sistema encerrado en sí­ mismo, como bucles autoreferenciados. Sus manifestaciones pueden encontrarse en las finanzas, la arquitectura, el arte, pero se generan a partir del trazo de movimientos pendulares, las trayectorias de los astros o la periodicidad de los movimientos tectónicos de las placas terrestres. Estableciendo una tensión entre la fatalidad del destino y el libre albedrí­o. La exposición SELL YOUR MONEY explora la idea del carácter único e irrepetible de la obra de arte, una manera de preguntarse cuáles son los nuevos parámetros en relación a dichas técnicas de seguridad y a la existencia de un mercado del arte en la era de la reproductibilidad técnica.

- SALA 1 -

Cara cruzada

2013 11Ob01

Agfa print y z-print sobre placas de dibond y plexiglas, 93 x 62,5 x 62 cm, pieza única, 2013

Cara Cruzada está constituida por la fascinación que ejercen el dibujo y el grabado. desde Leonardo Da Vinci hasta José Guadalupe Posada, Los billetes han sido objeto de atracción, símbolo de magia que genera dos líneas cuando se cruzan. La imagen de cara o cruz está vinculada con cuatro paradigmas: realidad y representación, azar y destino; como el I-Ching, un libro que fuese como una máquina y que dibuja las posibilidades que ligan al ser humano con el entorno. Comenzamos viendo la naturaleza con él y al fundirnos con el paisaje lo transformamos de alguna forma.

El grabado se convierte en un cruce de líneas que generan realidades. Acuñar una idea se asocia al grabado y a una moneda. Acuñar impone la identidad a una materia que siendo en bruto no basta. La mente y la voz, no son acaso paralelos a los rostros de una misma moneda que se propaga.

Excentricidad y Concentricidad

2013 11Ob02

Programación de guilloche digital, espirógrafos mecánico-manuales y digitales
con dibujos a mano sobre papel, 28 x 21,5 cm / u, poliptico de 32 piezas, 2013

Los Guilloche se utilizan en billetes y otros documentos importantes para evitar su falsificación. Son grabados finamente realizados con patrones intrincados que hacen virtualmente imposible su reproducción. A dicha técnica, se suma la capacidad de una máquina, la automatización de instrucciones que permiten repetir una acción al infinito no es tan distinta de la naturaleza y sus ciclos. Así la producción de dibujos a través de procesos contenidos en un disco, trayectorias similares a las que se añaden el azar se encuentran trazadas por las trayectorias planetarias y las morfogénesis unicelulares.

Negativos

2013 11Ob032013 11Ob10 

Dibujo y reproducción digital del dibujo sobre papel, 28 x 21,5 cm / u, diptico, 2 x 2 piezas, 2013

La dualidad comienza con la duplicidad del sí mismo, como si se tratará de un primer despliegue, una proyección que deja de ser idéntica del original.

En el cine una misma imagen está seccionada en distintos micro momentos que producen la ilusión de un movimiento, que sólo es posible a partir de la distinción de la casi identidad. Así la duplicidad es como riesgo del movimiento en tensión.

Time wave zero 2005-2018

Basándose en la adivinación del I-Ching, Terrence MacKenna desarrolló un sistema de combinaciones intricadas en la línea del tiempo que generaban fractales semejantes a los Guilloche.

Así se establecen relaciones sorprendentes entre los eventos históricos y naturales que parecen rayar en la ficción.

Off Set

El grabado, como cicatriz de una herida, representa la impronta que deja una materia en otra. La obra esta realizada A partir de tramas conformadas por círculos.

2013 11Ob04

(arriba) Time wave zero 2005-2018, agfa print sobre acrilico negro, 61 x 220 cm, pa + edición de 3, 2013

(abajo) OFF SET, agfa print sobre plexiglas negro con lentes 3D, 61 x 220 cm, pieza única, 2013

“Such I peel it (like Xochipilli)

2013 11Ob06

Agfa print sobre plexiglas, 100 x 220 x 60 cm, pa + edición de 3, 2013

Such i Peel it es una superposición de patrones sencillos: radial, paralelo y concéntrico que generan una enorme complejidad.

Esto es lo que el autor denomina optical computing. En una computadora hay un procesador que hace los cálculos que producen una imagen. En este caso, el entramado de los patrones desentraña las condiciones elementales bajo las cuales el observador al desplazarse genera estos cálculos sin necesidad de una máquina. Es su propia percepción la que genera nuevas realidades.

La imagen que podríamos reconocer en algunos billetes deja de ser la que es cuando en un grabado se integran varios planos y se funde simultáneamente con su entorno y el observador.

Rive Gauche | Rive Droite

2013 11Ob072013 11Ob09 

(izq) Rive gauche, impresión digital, huella del pulgar izquierdo del artista (ampliación del 5000%), pieza única, 205 x 120 cm, 2013

(der) Rive droite, impresión digital, huella del pulgar derecho del artista (ampliación del 5000%), pieza única, 205 x 120 cm, 2013

El recorrido de nuestra actividad deja un rastro, como un dibujo de nuestro perfil de gustos que se convierte en un identificable de consumo. Un nuevo acto de desmaterialización donde el commodity no es la materia del ser, sino la información que dejó registrada. Esto nos recuerda como las monedas eran el valor en sí, sustituidas posteriormente por los billetes. Como un acto de desmaterialización paralelo.

-VIDEO DEL PERFORMANCE -

““Jesus Chrysler”

2013 11Ob08

Instalación (estereolitografía, electrólisis y recipientes con pigmentos naturales), pieza única, medidas variables, 2013

Bidimensionalmente si en un círculo caben todas las posibilidades de un punto, el péndulo de Foucault recorre todas las posibilidades en su trayectoria de movimiento, generando un dibujo.

La obra Jesus Chrysler es un auto dibujo conectado con la máquina del cosmos.

- SALA 2 -

Rosetta centrada | Rosetta desplegada

2013 11Ob11

Agfa print sobre plexiglas, pieza única, medidas variables, 2013

-VIDEO DEL PERFORMANCE -

Hexagramas fotografíados

2013 11Ob13

Agfa Print y frotamiento sobre papel, 28 x 21,5 cm / u, 2013

Las “frotografías” (termino inventado por el artista) son combinaciones ligadas al I-ching en una correspondencia entre su orden y su representación.

- SALA 3 -

Acapulco Fukushima mon amour

2013 11Ob14

Serie Novus Ordo Seclorum, agfa print sobre dibond, pieza única, 110 x 220 cm, 2013

Es muy caro ser pobre

2013 11Ob15

Serie Novus Ordo Seclorum, agfa print sobre dibond, pieza unica, 110 x 220 cm, 2013

A lo largo del tiempo, los billetes han reflejado el rostro de una identidad que pudiendo parecer delirante no deja de ser reveladora.

Enrique ROSAS es un artista mexicano que explora las conexiones entre arte, ciencia y tecnología con un espíritu renacentista, abarcando campos tan disímiles como la electrónica y la biología. Al centrarse en los procesos de manifestación de las ideas comprendiéndolos no como meras abstracciones, si no como cuerpos de realidad que van de lo invisible a lo visible, de lo inmaterial a lo material, rescata un tiempo en el cual el mundo no solo se percibía si no también se proyectaba desde los ojos.

Interesado en el tema del reconocimiento por patrones, al cual la ciencia suele recurrir para descifrar la realidad, su investigación se desarrolla desde un punto de vista particular. Él relaciona los estudios científicos sobre la materia con otros campos esotéricos vinculados a las nociones de “memoria arquetípica” (Carl Gustav Jung) y los descubrimientos de la futurología. Lo innovador de su tesis, no radica en cómo las ideas generan una tecnología específica, sino en cómo este proceso de feedback entre pensamiento y técnica, puede encontrarse desde el gesto integrador de ciertas tradiciones místicas. Así lo explica el propio artista:

“Me interesa explorar cómo la tecnología de hoy deriva de la magia y los sistemas combinatoriales de Raymundo Lull y Athanasius Kircher. Tanto Leibniz como Newton experimentaron con estos sistemas mucho antes de que la ciencia se sistematizara como un método. Se trata de un momento en que no existía frontera entre los distintos saberes. Es similar a lo que sucede dentro de las prácticas transdisciplinarias y el llamado arte de los nuevos medios en el presente.”

Al establecer una retroalimentación entre distintas disciplinas y experiencias, toda su obra opera a partir de binomios en yuxtaposición o conjunción: el observador y lo observado, lo individual y lo colectivo, lo natural y lo construido, lo micro y lo macro, etc. Una búsqueda en la que cada elemento se estudia desde la óptica semiótica es decir, un lenguaje que no solo es interpretación si no también producción de sentido.

Su formación y labor como arquitecto, su cercanía desde pequeño con el cine y sus experimentaciones en el diseño y la programación, suman otras variables a cada una de sus piezas. Estableciéndose un contacto importante entre lo arquitectónico, lo escultórico y los mecanismos propios de una base de datos, aparecen categorías como la de “cosmogonía habitable”; en el caso de la mixtura entre distintas manifestaciones para expresar -en un mismo sitio- culturas, religiones o tradiciones asumidas como inconexas o hasta antagónicas.

En este sentido, hay dos conceptos fundamentales que se reactivan: el de máquina y el de información; asociados a la desmaterialización y re-materialización del arte contemporáneo vía los sistemas computacionales. Por una parte, en la era sintetizadora de la informática, Rosas no comprende la información desde el simple consumo. Información es principalmente aquello en transformación. A otro nivel, su idea de máquina se desprende del concepto moderno de “maquinaria” para referirnos un “artefacto” donde forma y estructura suponen lo mismo. Para el artista, esta doble condición revela un entendimiento del mundo que es propio de los sistemas de pensamiento actuales. De ahí, su constante comprensión de una pintura, un libro, o un programa, como cosmovisiones siempre caracterizadas por esta identidad dual: entre mapa y territorio, software y hardware, saber y hacer, proceso y obra, idea y objeto.

En 2003, este creador culmina el proyecto del intitulado, El continuo. Una escultura dinámico-electrónica que condensa un modelo de mundo dentro de una gran base de datos con 24 procesadores, organizándose la información en módulos progresivos. Pero la idea de “continuo” también evoca todo el proceso de sus obras en las que, no solo indaga sobre un arte de los nuevos medios como esa expresión que se sirve de su constante actualización técnica. Al enfocarse en la naturaleza visionaria de la tecnología, arte de los nuevos medios significa, una síntesis de procesos que hoy aparecen diseminados en la superespecialización tecnológica y la “conciencia dividida” del hombre contemporáneo.

- VIDEOS DE LA EXPOSICIÓN -

- MESA REDONDA -

- PRENSA -

El Economista | Blouin Artinfo | Arte informado | EFE